Saltar al contenido

Cómo Hacer Una Introducción PASO A PASO

Siempre que vamos a iniciar algún trabajo escrito u oral, nos preguntamos cómo hacer una introducción, esto se debe a que una buena introducción debe ser lo suficientemente buena como para atrapar al público al que está dirigido dicho trabajo para que de esta forma, puedan continuar leyéndolo o escuchándonos.

 

Aunque parezca algo difícil en realidad puede ser bastante sencillo y en esta entrada te explicaremos todo lo que tienes que saber sobre el tema para que logres resaltar siempre al momento de hacer una introducción.

 

Quizás Te Interese:

 

 

¿ Qué Es Una Introducción ?


Lo que significa introducción es bastante sencillo, esta es aquella primera parte que el lector o el receptor puede apreciar del proyecto en el que hemos trabajado, si estamos ante la introducción de un proyecto, en ella se plantean algunos de los temas y diversos aspectos que comprenden dicho trabajo, esta debe ser muy atrayente, porque aunque parezca poco creíble, de ella dependerá que las personas sigan prestando la atención que buscamos para nuestro trabajo.

 

De manera más sencilla, se puede decir que en la introducción informamos a las personas sobre todo lo que pueden encontrar detrás del trabajo que hemos realizado, esto con el claro objetivo de llamar su atención, es por ello que resulta muy importante aprender cómo hacer una introducción.

 

Importancia De La Introducción

hacer una introducción
Cómo Hacer Una Introducción

 

Aunque aprender cómo hacer una introducción nos parezca una de las cosas más tediosas, está en realidad resulta ser una de las partes más importantes de nuestro trabajo ya que sirve de guía para que el lector sepa que encontrará en el proyecto y de esa manera este se verá mucho más interesado y motivado para continuar con la lectura de dicho documento.

 

La introducción de un trabajo, generalmente no tiene un límite establecido de palabras, por lo tanto puedes expresarte tanto como quieras, sin embargo, esta a su vez debe ser muy clara y concisa, una buena introducción ejemplo no debe contener solo 3 páginas si el trabajo completo contiene 200 hojas, para ello es importante hacer una equivalencia.

 

No Importa Que No Sea Muy Bueno Escribiendo


Muchas personas piensan que no saben cómo hacer una introducción lo suficientemente buena simplemente porque no son muy buenos en la redacción como tal, sin embargo, si has realizado todo un trabajo completo también serás muy capaz de escribir una introducción que sea lo suficientemente buena como para encajar con tu artículo.

 

Mientras más pienses que no sabes como elaborar una introducción más te bloquearás, pues todo esto también está en la mente, una vez comiences a redactarla, cuando estés suficientemente inspirado, escribirás prácticamente con los ojos cerrados la introducción que tanto pensabas que te llevaría mucho tiempo hacer.

 

Como ejemplo de introducción, lo mejor que puedes hacer es no pensar en ella como algo complicado, sino como una simple explicación que darás sobre el trabajo que has realizado, también puedes pensarlo como el tráiler de alguna película.

 

Así se te hará mucho más sencillo y fácil realizar esta parte tan importante de tu trabajo y la terminarás antes de los que habías pensado e inclusive te quedará tan bien que los demás te preguntarán cómo hacer una introducción tan buena como la tuya.

 

¿ Qué Debe Contener Una Introducción ?

hacer una introducción

 

Así como te has preguntado en varias ocasiones cómo hacer una introducción, también deberías preguntarte cuales son los aspectos principales que se deben incluir en ella, ya que para que esta fluya de la manera en que lo queremos debe contener ciertos puntos clave como los pasos a seguir, la motivación de realiza el trabajo y el objeto.

 

Son muchos los ejemplos de introducciones que podemos encontrar en la web y que nos mostrarán claramente cada uno de estos puntos ya que además de la explicación de lo que trata nuestro trabajo, estos aspectos son los responsables de atrapar al lector.

 

Es importante incluir cuales fueron los pasos que hemos seguido para realizar el trabajo porque de esa forma el lector podrá saber cuál fue el procedimiento exacto de cómo realizamos el proyecto. Es decir, esta deberá tener cierto parecido a los escritos que encontramos en la parte trasera de los libros, estos nos dan un claro ejemplo de una introducción que puede llamar la atención del lector, o hacerlo elegir otro proyecto.

 

Lo Que No Debes Incluir En La Introducción

Aunque la forma en cómo hacer una introducción de manera correcta es explicar en ella un poco de lo que contiene nuestro trabajo, nunca debemos incluir claves que revelen el desarrollo de la obra. Por ello lo mejor es dejar de lado descripciones muy específicas, conclusiones apresuradas, o cualquier otra cosa que le sirva a un lector como una explicación muy obvia de lo que va a encontrar en el trabajo.

 

Aunque muchos suelen hacerlo, otra cosa que no debemos incluir en la introducción son las fuentes que nos han ayudado a desarrollar el tema, en esta no debemos hablar sobre una ley, trabajos investigativos o cualquier otra vía de información que nos haya servido de referencia a menos que el trabajo así lo exija.

 

Pasos Para Elaborar Una Buena Introducción

 

Ya que has llegado hasta aquí con el claro propósito de aprender cómo hacer una introducción, te tenemos los “ingredientes” necesarios para que tu introducción sea de las mejores, por ello cada vez que hagas una nunca te deben faltar los siguientes aspectos:

 

  1. Tener muy en claro el objetivo principal del trabajo investigativo.
  2. Saber las motivaciones por las cuales estás investigando.
  3. Conocer muy bien cuáles serán las dudas que serán planteadas como problemas.
  4. Saber exactamente cuál es la cantidad de información de la que dispondrás.
  5. Definir qué tan largo será el trabajo y las partes anexas que deberás incluir en él.
  6. Elegir el método de investigación que más te convenga.
  7. Estructura por escrito los diversos temas de desarrollo del trabajo.
  8. Una vez estructurados los capítulos, debes conocer con exactitud sobre que hablarás en cada uno de ellos para que el trabajo no sea vago y sin sentido.
  9. Saber bien la historia del tema a tratar y sus antecedentes.
  10. Ahora, puedes comenzar a armar tu introducción utilizando todos los datos anteriormente mencionados.

 

Como puedes ver la forma de cómo hacer una introducción es bastante sencillo, más de lo que pensamos, el truco está en prepararnos bien y saber sobre el tema que trataremos para que esta sea lo suficientemente buena para motivar al lector al finalizar la obra.

Cómo Hacer Una Introducción PASO A PASO
2 (40%) 4 vote[s]